domingo, 30 de mayo de 2010

Una nueva etapa.

Han llegado los 30. Supongo que es significativo porque parece que de repente empieza una nueva etapa.
De pronto están aquí, no son como un porrazo ni tampoco un drama, pero me es inevitable pensar que a esta edad se va a esperar mucho más de mí, el doble de responsabilidad, el doble de madurez, el doble de todas las cosas serias de los adultos. Como si cometiendo tonterías saltara un interruptor diciendo: ¡chica, que ya no tienes 15 años!
Para nada me presionaré con estas impresiones de los 30, me voy a seguir permitiendo ser como soy, porque creo que soy buena persona, mejorable, pero buena. Y si de vez en cuando la niña que llevo dentro quiere salir, que salga.
¡Bienvenidos sean los 30!

Aprovecho este día para poner un juego al que me invitó Carmen, hace poco la conocí y hace poco inició su blog Carmen y amigos , el cual os digo es muy interesante. El juego consiste en decir 10 cosas que me hacen feliz. Parece que la felicidad se obtiene por momentos y que casi todos coincidimos en muchas de esos momentos. Sin demasiadas complicaciones me hace feliz...


* Que me quieran y querer.
* Pensar en nuevos proyectos, tener ideas.
* Viajar.
* Ver las series y las películas que me gustan junto a una buena taza de té.
* Escribir.
* Saber que el mundo puede mejorar y que yo puedo participar en ello.
* Hablar con mis amigos y reírnos.
* La música que me gusta.
* Navegar por la red.
* Leer un buen libro.

Debo pasar el juego a otros 5 blogs amigos:

Otherside's soulmate
Orgullo&Prejuicio

Una mujer artista
Mi musa inspiradora
Junto a una taza de té

Dejo en la columna una selección de canciones de los 80, década en la que nací. Son algunas de las que más me acuerdo. Que las disfrutéis.

martes, 18 de mayo de 2010

Día das letras galegas.

Tal vez despierte poco interés este tema porque sólo incumbe a una comunidad de España. Pero no quería dejar pasar otro año sin hacerle un homenaje a Galicia y a su idioma gallego.
Ayer 17 de mayo celebramos el día de las letras gallegas, es un día festivo en el que se organiza por toda Galicia algunas fiestas y actividades.
Cada año se escoge a un escritor gallego y se homenajea en todas las escuelas gallegas, este año le tocó a Uxío Novoneyra, poeta y escritor de cuentos infantiles.

Hace 12 años cuando llegué de Venezuela ya conocía el gallego porque mis padres lo hablaban, pero tenía la falsa idea de que era un dialecto. Al pasar el tiempo supe que es un idioma y que el portugués proviene de él, también comprendí que es una parte importante de nuestra identidad y que sólo por eso tenemos que sentirnos orgullosos de ser gallegos.
Me podré maravillar con otros países u otras ciudades, pero sé que aquí es a donde quiero pertenecer.
Deseo que no se pierda la riqueza de nuestra lengua y que cada vez haya más gente viviendo aquí que se anime a hablarlo.
Os dejo con una parte de los Cantares gallegos de la gran Rosalía de Castro:

Adiós Ríos, adiós fontes.
Adiós, ríos; adios, fontes;
adios, regatos pequenos;
adios, vista dos meus ollos:
non sei cando nos veremos.
Miña terra, miña terra,
terra donde me eu criei,
hortiña que quero tanto,
figueiriñas que prantei,
prados, ríos, arboredas,
pinares que move o vento,
paxariños piadores,
casiña do meu contento,
muíño dos castañares,
noites craras de luar,
campaniñas trimbadoras,
da igrexiña do lugar,
amoriñas das silveiras
que eu lle daba ó meu amor,
camiñiños antre o millo,
¡adios, para sempre adios!
¡Adios groria! ¡Adios contento!
¡Deixo a casa onde nacín,
deixo a aldea que conozo
por un mundo que non vin!
Deixo amigos por estraños,
deixo a veiga polo mar,
deixo, en fin, canto ben quero...
¡Quen pudera non deixar!...

viernes, 14 de mayo de 2010

Hasta siempre, Londres.

Con esta entrada finalizo mis visitas a esta histórica ciudad, es lo que tiene viajar dos veces seguidas, hay Londres para rato.
Fueron visitas breves y culturales, aunque al ser tan cortas, apenas se puede sacar una conclusión de cómo es la sociedad londinense. Los ingleses promocionan bastante bien su cultura y ésta también suele gustar. Pero estar ahí y sentir por momentos cómo vive un inglés, es diferente.
Esta vez estuvimos en la zona de Victoria. La noche del sábado llegamos al hotel empapadas por la lluvia y cansadas, había sido un día de variadas emociones.
Al día siguiente al asomarnos a la ventana nos encontramos con la misma estampa, lluvia. Me gusta la lluvia y los días nublados, pero claro, si tengo que salir prefiero que sólo esté nublado...

Parece ser que el hotel es de la época eduardiana con una sala de estar victoriana. Hoy en día leo escritoras inglesas de esas épocas más o menos, pensé en ellas y en cómo habitaban sitios parecidos.

Desayunamos tostadas y té. El aporte calórico del desayuno inglés con sus huevos fritos, salchichas y tocino, sólo lo pudimos disfrutar en el anterior viaje. Partimos bajo el paraguas hacia el Victoria&Albert, otro museo que nos atraía. Tomamos el metro y al bajarnos, de repente me vi caminando por un pasillo subterráneo bastante amplio y lleno de gente que nos llevó directamente a las puertas del museo. Me pareció una buena forma de evitar la insistente lluvia inglesa.
En cuanto al museo, al principio creía que trataba sólo sobre la reina, quien había reinado durante más de 60 años y su marido. Pero aparte de tener una variedad de cosas relacionadas con ellos, también alberga salas de varios países con réplicas exactas de algunos de los monumentos más conocidos del mundo.
Así que me encontré con el Pórtico de la Gloria de la catedral de Santiago de Compostela:

Como os podéis imaginar es un museo inmenso, no nos quedaba otro remedio que seleccionar.
Nos atrajo una sala de moda con vestidos de diferentes épocas:

Salas y muebles victorianos, nos encantan...

Nuestra siguiente parada, National Portrait Gallery, un museo con retratos y esculturas de personajes del mundo político, artístico y científico británico. Queríamos ver algunas escritoras que ya hemos leído.
Allí nos encontramos el retrato que le hizo Cassandra Austen a su hermana Jane, fue una sorpresa descubrir que era pequeño, tan pequeño como el tamaño que tiene ahora mismo aquí:

Jane Austen - 1810.

Las hermanas Brontë, pintadas por su hermano Patrick, al parecer ese borrón que se ve era él, se borró porque admiraba a sus hermanas y sentía que no merecía estar junto a ellas:

The Brontë sister - 1834.

Vimos un sin fin de personajes conocidos con un montón de historias detrás, un verdadero gusto pasear por todas estas salas. Pero ya llegaba la hora de despedirnos, nuestra última parada era la estación de autobuses de Victoria, de ahí fuimos a nuestros respectivos aeropuertos. Las últimas horas las pasé fijándome en un montón de detalles e intentando conseguir en las tiendas recuerdos para llevarme a casa.
Termino la despedida con una imagen de la obra de teatro Private Lives que fuimos a ver, gracias a esta motivación pude conocer un sitio nuevo, hacer amistades nuevas, crecer, disfrutar y ser feliz.

sábado, 8 de mayo de 2010

El encantamiento de Londres.

Como si sintiéramos la llamada de Londres, allí estuvimos otro fin de semana. El magnetismo que me produce queda claro.
Creo que una de las mejores cosas que me dejan estos viajes es la buena amistad con Guacimara y Laura.
Antes de viajar recordé que algunos jóvenes de aquí se van de fiesta los fines de semana a Londres, éramos como ellos, sólo que en plan diurno. Justamente lo primero que visitamos fue un museo, Tate Britain, atractivo con sus cuadros prerrafaelistas. Ahí estaba, exhibiendo una escultura de John Everett Millais en el exterior y una variedad de sus cuadros en el interior.
Millais pintó a Ophelia, personaje del gran Shakespeare, verla allí es impresionante:

Ophelia. 1851-52.

Quien sigue mi página sabrá que me fascinan los cuadros de J.W. Waterhouse, en el Tate tuve el privilegio de ver uno, The lady of Shalott, inspirado en el poema de Alfred Tennyson.

The lady of Shalott. 1888.

Ese día descubrí que me gustan algunos cuadros de J.M.W Turner. Prefiero las formas definidas, pero la bruma que nos otorgó con sus pinceles me parece especial:

Venice, the Bridge of Sighs. Exhibido en 1840.
Covent Garden nos esperaba con un gran ambiente en su mercado antiguo, música al aire libre y olor a comida que lo llenaba todo. Comimos un delicioso pastel de carne en alguno de sus recovecos. Realmente es un sitio con mucho encanto. En este vídeo os podéis hacer una idea del lugar, los músicos son lo mejor:

video

Una lluvia incesante y calmosa llegó y no nos abandonó, así que tuvimos un fabuloso teatro pasado por agua, visitas a librerías antiguas de Charing Cross pasadas por agua, vuelta al hotel pasada por agua...
Me compré un ejemplar de Pride & Prejudice en Waterstone's, es precioso, tiene los bordes de las páginas dorados y dibujos. Sólo Dios sabe si seré capaz de leerlo, me animé porque es una historia que conozco, pero ahora que lo pienso el lenguaje de esa época no resultará fácil en inglés. La idea de que así fue como lo escribió Jane Austen me sigue animando.
Noelia me pasó el juego de ''Tu imagen 10'' y decidí poner la foto del libro, porque será un reto y porque su historia fue un puente hacia descubrimientos satisfactorios en mi vida:

Puede hacer el juego quien quiera. Terminaré el viaje en otra ocasión...